"Una confección más enérgica y visualmente atractiva también puede ser un signo de distinción si se aplica en la justa medida."

"¿En qué momento esto deja de ser un hobby? ¿Cómo instalar una plataforma que permita construir una vida de blogger?"

"Vestir conforme a las tendencias de vanguardia es un acto inmerso en el terreno del miedo para el hombre latinoamericano."

"¿Queremos o no ser considerados un país donde existe la moda?"

"Sólo depende de los que somos entusiastas de la moda que no se pierda la originalidad y la libertad de imponer tendencias."

Vidactual – Sábado 25 de Mayo

25/05/2013/ 6:33 pm

Hoy, en el cuerpo Vidactual del Diario El Mercurio, mi columna de Care The Wear salió publicada bajo el título “Revistas de Moda Masculina: Una Deuda Eterna”, en la cual planteo la problemática que existe en Chile sobre la enorme falta de medios editoriales masculinos para establecer vitrinas de moda masculina en la que los hombres chilenos comencemos a cuestionar, observar y discutir sobre tendencias tal cual lo hace la mujer. Sin embargo, nuestro país ha dejado la responsabilidad total de la moda masculina a la mujer, dejando a la moda de hombres relegada a pequeños espacios en revistas femeninas y sólo a un ámbito netamente comercial. ¿Cómo podemos lograr que la moda masculina adquiera la importancia que merece en Chile? ¿Somos un país que da el ancho? Esto y más en mi columna para El Mercurio, la que puedes leer aquí.

Today, in El Mercurio‘s Vidactual section, my Care The Wear column came out published under the title “Menswear Magazines: A Neverending Debt”, in which I state the problem that exists in Chile, about the enormous lack of media for men, in order to establish menswear showcases for chilean men to start questioning, observing and discussing about trends just like women do. However, our country has left this responsibility for women, leaving menswear for small spaces in women’s magazines with a rather commercial expression. How can we manage to make menswear an important thing for chilean men? Are we a country worth of this? This and more in my column for El Mercurio, which you can read here.

Post AnteriorVidactual - Sábado 23 de Marzo Siguiente PostVidactual - Sábado 6 de Julio

¿Qué opinas tú?