"Vestir conforme a las tendencias de vanguardia es un acto inmerso en el terreno del miedo para el hombre latinoamericano."

"¿En qué momento esto deja de ser un hobby? ¿Cómo instalar una plataforma que permita construir una vida de blogger?"

"¿Queremos o no ser considerados un país donde existe la moda?"

"Una confección más enérgica y visualmente atractiva también puede ser un signo de distinción si se aplica en la justa medida."

"Sólo depende de los que somos entusiastas de la moda que no se pierda la originalidad y la libertad de imponer tendencias."

TAMBOURINE AW14

24/03/2014/ 7:05 pm

La historia del diseñador Nozomi Ishiguro se remonta a las mesas de trabajo creativo de Junya Watanabe en Comme Des Garçons, donde por doce años, se encargó de asistirlo como su mano derecha de diseño. Fueron todos esos años de torbellino diseñístico los que llenaron a Ishiguro de armas para lograr enfrentarse a la escena tokiota. Tanto fue su entusiasmo, que no sólo podemos ver colecciones bajo su firma de autor, sino también colecciones de alta costura y de su popular línea de difusión Tambourine. Es así como desde 2005, este diseñador japonés ha logrado conquistar las pasarelas de su país, al mismo tiempo que Tokio comenzó a tomarse la atención del mundo de la moda como una vitrina de inspiración para otras capitales. En la presente edición de la Mercedes-Benz Fashion Week Tokyo, Tambourine nos trajo una colección que habla mucho del proceso que vive Tokio como capital de moda, trayendo de vuelta a modo reflejo iconografías tradicionales de la moda más acérrimamente occidental.

La tendencia del sportswear parece seguir estirando su predominancia en esta colección otoño-invierno, donde pieles, estampados y una gran cuota de patchwork de cuadros, pied-de-poule y Príncipe de Gales conviven vigorosamente. Polainas, suéteres y abrigos extralargos se integran con aires folk en una gran variedad de colores, a pesar de una presencia cromática dominada por el negro. Fiel a la tradición nipona, el layering se hace presente a lo largo de toda la colección, con algodones deportivos, camisas, lanillas, e incluso pelo. Una colección diversa y que a veces nos recuerda a ciudades como Estocolmo o la mismísima Londres. Quizás las líneas de diseño parecen sofisticadas y sobrecargadas, pero la trayectoria de Nozomi Ishiguro con su marca Tambourine nos devuelve la fe en cómo las líneas de difusión (o marcas low-cost de diseñador) se posicionan como la verdadera opción democráctica para traernos a nuestras casas un diseño de costos éticos y alejados de factores externos de especulación.

The history of designer Nozomi Ishiguro dates back to the creative work tables of Junya Watanabe at Comme Des Garçons where, for twelve years, he assisted him. All those years of whirlwinding design were the ones that gave Ishiguro the necessary weapons for facing the Tokyo scene. His enthusiasm was big enough not only for pulling out a prêt-à-porter line of his own, but also a haute couture line and a popular diffusion line called Tambourine. This is how, in 2005, this japanese designer has managed to conquer runways at his own homeland, at the same time in which Tokyo began taking off as an inspirational showcase for other first-class fashion capitals. During the present edition of the Mercedes-Benz Fashion Week Tokyo, Tambourine brought us a collection that speaks out loud about the process that Tokyo is currently going through as a fashion capital, bringing back in return all sorts of traditional iconographies of the most western fashion manners.

The urban sportswear trend seems to be stretching out its predominance on this fall-winter collection, where furs, prints and a great deal of patchworking between tartar, pied-de-poule and Prince of Wales patterns, manage to co-exist strongly. Leg warmers, extra-long sweaters and coats get integrated with folky airs with a wide selection of colors, in spite of a color presence dominated by black. Staying true to the japanese tradition, layering is seen throughout the whole collection, with sporty cottons, shirts, wools, and even long-haired fur. A diverse collection with reminiscences from Stockholm or even London. We may be here with some sophisticated and over-designed lines, but Nozomi Ishiguro’s work experience with Tambourine brings back all hopes in how diffusion lines gain position as the rather democratic option to bring home real designer clothes with ethical prices, which are far far away from outer market-speculative factors.

Post AnteriorMR. GENTLEMAN AW14 Siguiente PostJOAO PIMENTA SS15

¿Qué opinas tú?