"¿Queremos o no ser considerados un país donde existe la moda?"

"Una confección más enérgica y visualmente atractiva también puede ser un signo de distinción si se aplica en la justa medida."

"¿En qué momento esto deja de ser un hobby? ¿Cómo instalar una plataforma que permita construir una vida de blogger?"

"¿Cómo se puede mantener el talento en un mundo voraz? ¿Cómo no tentarse frente a las luces y apariciones?"

"Vestir conforme a las tendencias de vanguardia es un acto inmerso en el terreno del miedo para el hombre latinoamericano."

Saint Laurent Paris SS13

17/10/2012/ 4:22 pm

Hedi Slimane no merece otro título más que el del nuevo enfant terrible de la moda. No contento con despojar a Yves Saint Laurent de su nombre para llamarlo simplemente Saint Laurent Paris, el diseñador ha declarado tajantemente que mantendrá su domicilio en la ciudad de Los Angeles, en vez de fijar su residencia en Paris, donde la marca tiene sus cuarteles generales. Estos primeros precedentes no sólo hablan de un nuevo divo en la industria, sino de cómo se renueva una completa generación de diseñadores que alcanzan la cima. Sin embargo, la decapitación nominal de Yves Saint Laurent dio muchísimo que hablar y generó una expectativa que explotó como una bomba atómica durante el mes de la moda, en donde el diseñador pudo finalmente demostrar por qué es el elegido para continuar la tradición de Saint Laurent. Y es que los tiempos del monograma de YSL han dado el paso a una marca con actitud rockera y algo más urbana, como Saint Laurent Paris. No obstante, esta nueva denominación sólo regirá para las colecciones prêt-à-porter, lo que resulta un consuelo para quienes siguen y aman la alta costura.

En el caso de la colección masculina, Hedi Slimane demuestra parte de su buen oficio y su estadía por buen tiempo en la dirección de Dior Homme. Pero esta vez nos revela una colección que habla por sí sola como un buen comienzo que aún debe mantenerse y tomar un rumbo más definido. Dentro del lookbook podemos ver un aire esencialmente rockero, donde el cuero y el brillo nos remontan al glam rock impuesto por David Bowie en los ’70s. Así mismo, el trabajo de estampados mezcla lo estrictamente geométrico -cuadros seriados y rayas- con el leopard print, estilos dispares que aquí encuentran un eclecticismo propositivo. Nadie puede aún vislumbrar qué le depara a Saint Laurent Paris en su replanteamiento casi total. Habrá que estar atento a las estrategias comerciales -sobre todo las de plaza de producto- y ver cómo se comporta un Yves que ha perdido la cabeza como en los mejores tiempos de revolución. Y es que ahora estamos viviendo la Revolución Slimaniana con la guillotina conceptual más afilada que nunca.

Hedi Slimane does not deserve any other title other than the “fashion’s new enfant terrible”. Not happy with changing Yves Saint Laurent‘s maison brand to just Saint Laurent Paris, the designer has categorically declared that he will remain as a Los Angeles resident, instead of moving to Paris, city that holds the maison’s headquarters. These first precedents not only talk about a brand new industry diva, but also about the renewal of the design scene with names that have recently hit stardom. However, Yves Saint Laurent’s nominal decapitation caused a big fuss, as well as an expectation that exploded like an A-bomb during fashion month, in which the designer could finally show why he’s the chosen one for leading Saint Laurent’s tradition. The YSL monogram times have built a path for a whole new brand with an urban rock & roll attitude like Saint Laurent Paris. Nonetheless, this new brand name is only meant for prêt-à-porter collections, which is an actual relief for those who love and follow haute couture.

In the menswear collection case, Hedi Slimane displays great part of his work and long time spent at the Dior Homme direction. But this time he reveals a collection that speaks for itself as one great start that still needs to maintain and take a sharper destination. Within this lookbook we can mostly see a rocker flair, where leather and glitter take us back to David Bowie‘s glam rock that dominated the ’70s. Therefore, its printwork merges the strictly geometrical -squares and stripes- with leopard print, resulting into unlike styles that, here, find a proactive eclecticism. No one can still say what’s next for Saint Laurent Paris on its entire rebrand phase. We’ll just have to stay tuned for its commercial strategies -specially when it comes to its marketplace- and see how does a headless Yves gets along in times of fashion revolution. Slimanian Revolution is just starting, and with a conceptual guillotine that is sharper than ever.

Post AnteriorPierre Balmain SS13 Siguiente PostFLASHBACK: George Magazine

¿Qué opinas tú?

cristian dice:

El tema es cómo un diseñador que aún no hace nada por una marca se toma atribuciones muy criticadas y aún así sólo logra cumplir. Habrá que esperar a ver cómo evoluciona el trabajo de Slimane durante la próxima temporada.

cristian dice:

Y sin embargo lo es. Claramente a Slimane le hace falta humildad y un espíritu más constructivo. Se puede estar o no de acuerdo con la renovación de la marca, pero de hacerlo, era de esperarse un cambio que se viera reflejado en las colecciones de una forma mucho más radical. Creo que es un buen primer acercamiento, pero debemos esperar a ver si realmente deja entrever su talento, como todo lo hecho para Dior Homme anteriormente.