"Sólo depende de los que somos entusiastas de la moda que no se pierda la originalidad y la libertad de imponer tendencias."

"Una confección más enérgica y visualmente atractiva también puede ser un signo de distinción si se aplica en la justa medida."

"Vestir conforme a las tendencias de vanguardia es un acto inmerso en el terreno del miedo para el hombre latinoamericano."

"¿Cómo se puede mantener el talento en un mundo voraz? ¿Cómo no tentarse frente a las luces y apariciones?"

"¿Queremos o no ser considerados un país donde existe la moda?"

PROFILE: Karl Templer

27/01/2012/ 6:57 pm

El documental “The September Issue” ilustró fehacientemente el lugar que ocupa la dirección de arte en el mundo editorial, dejando en claro que los créditos son compartidos por figuras visibles, como directores de medios, fotógrafos y modelos. Y para Karl Templer no es tan diferente. Este británico ya ha pasado por la dirección creativa y edición general de medios como Arena Homme Plus y Vogue Italia, así como por trabajos que han deslumbrado las páginas de revistas como Interview, W y VMag y que, a veces, han sido censurados por su excesiva carga sexual. Dentro de sus trabajos más vistos están diferentes campañas de moda que no han pasado desapercibidas, para marcas como Benetton, Gap, Tommy Hilfiger, Valentino, Louis Vuitton, entre otras.

A pesar de todo su éxito, Templer ha dado muy pocas entrevistas. Es un hombre de bajo perfil y que se toma su actividad como algo netamente laboral. Todo comenzó en su natal Londres, trabajando como vendedor de una tienda de multimarcas. Poco a poco comenzó a empaparse de la cultura del estilo y la creación, absorbiendo rápidamente un sentido de la moda, la curiosidad por la música y observación de la kinética humana. No fue sino hasta que se vio frente a revistas de renombre, que observó el trabajo de reconocidos fotógrafos y decidió hacer algo con su materia prima creativa. Fue así como, mientras aún trabajaba en la tienda, hizo contactos con un fotógrafo de revista The Face, quien necesitaba un nuevo partner creativo y le dio su primera oportunidad. Y desde entonces, una avalancha de éxito silencioso y constante le ha valido puestos de creatividad en las revistas más prestigiosas del mundo. Actualmente, además de trabajar como director de arte freelance, Templer se ha convertido en el asesor estrella de campañas de moda gracias a su asertividad y sentido de la vanguardia.

Es increíble que una figura como la de Karl Templer, tan presente y representativo del diagnóstico actual de la industria, prefiera mantenerse detrás de la palestra de la fama y el reconocimiento. ¿Será esa la receta de su éxito y permanencia? ¿Cómo se puede mantener el talento en un mundo voraz? ¿Cómo no tentarse frente a las luces y apariciones? Pareciera que Karl Templer tiene una sola consigna para lograr profesionalmente todo lo que queremos (e incluso más): trabajo y constancia.

“The September Issue” is picture perfect of the place of art direction inside the world of magazines, leaving all the recognition to visible personas like editors-in-chief, photographers and models. For Karl Templer is not that different. This british man has through creative direction and editing in magazines like Arena Homme Plus and Vogue Italia, as well as for dazzling works in pages of Interview, W, VMag which in some opportunities have been censored for their strong sexual charge. Among his popular portfolio we can find campaigns for brands such as Benetton, Gap, Tommy Hilfiger, Valentino, Louis Vuitton, and lots of others.

In spite of his success, Karl Templer is not much of an interview person. He owns a low profile and takes his daily work as something strictly part of his “no biggie” routine. It all began in his native London, working in a multibrand clothing store, where he absorbed the culture of fashion, style, music and human kinetics little by little. It wasn’t until he first made contact with renowned magazines, to first get a look at the work of important photographers, and decided to take action for the sake of his virgin creativity. This is how, while he was still working at the store, he made contact with a photographer of The Face that was testing new talents for his work team. That was his very first break in the business. Since then, a constant streak of silent -but visual- success has earned him jobs at creative departments of the most prestigious fashion magazines. Nowadays, besides his freelance job as stylist, Templer has becomed into the star counselor of fashion campaigns thanks to his assertiveness and sense of avant-garde.

It’s amazing that a person like Karl Templer, so up-to-the-minute and representative of the industry, is willing to stay behind all the fuss and stardom. Could this be the key to his success and continuance? How can maintain your talent in a ravenous world? How can you keep off the shiny lights? It seems that Karl Templer has one strong phrase to sum up his attitude, in order to professionally achieve anything: work and constancy.

Post AnteriorCoca-Cola Clothing: Vestir El Consumo Masivo Siguiente PostV Avenue Shoe Repair FW12

¿Qué opinas tú?

Maria Jose dice:

Qué bárbaro, Cristián! Me encantó tu comentario! Siempre está bueno resaltar, aunque no sea desde un lugar de masiva difusión, la labor y el mérito que a menudo permanece oculto detras de esas magníficas producciones editoriales que vemos en los medios más prestigiosos. Supongo que sucede, a veces por elecciones personales y otras, por celos, avaricia y el aberrante destrato que lamentablemente hay en la industria.
Un beso grande desde BA,
María José
http://www.nuarbarcat.blogspot.com/

What a great blog you have. I’m glad I found it (via your comment on The Sartorialist. Greetings from Boston, USA.