"¿Queremos o no ser considerados un país donde existe la moda?"

"¿En qué momento esto deja de ser un hobby? ¿Cómo instalar una plataforma que permita construir una vida de blogger?"

"Sólo depende de los que somos entusiastas de la moda que no se pierda la originalidad y la libertad de imponer tendencias."

"Vestir conforme a las tendencias de vanguardia es un acto inmerso en el terreno del miedo para el hombre latinoamericano."

"Una confección más enérgica y visualmente atractiva también puede ser un signo de distinción si se aplica en la justa medida."

Kormákur & Skjöldur: Orgullo Islandés

3/04/2012/ 12:28 am

Hasta el 1 de abril, en la recóndita patria de Islandia, se llevó a cabo el Reykjavik Fashion Festival, instancia en la que la genialidad y creatividad de la moda islandesa es mostrada al mundo. Es curioso que un país con tan solo 300.000 habitantes consiga exportar a numerosos talentos que bien representan a Islandia alrededor del mundo. El mundo de la música ya hace lo suyo de la mano de Björk, Sigur Rós, Múm, Ólafur Arnalds, entre otros. Sin embargo, la diáspora cultural escandinava permite que Islandia sea un país con muy buena representación en el rubro de la moda. En el caso de la moda masculina, los pasos de Kormákur & Skjöldur han logrado plasmar fehacientemente la tradición del vestuario de hombre, con toques modernos que sitúan a Reykjavik dentro de las ciudades que viven la vanguardia de una forma sobria y con un desparpajo oscuro, propio de una evidente lejanía geográfica.

Todo comenzó en el año 1997, cuando Kormákur Geirharðson y Skjöldur Sigurjónsson decidieron establecerse con Herrafataverzlun Kormáks & Skjaldar, una tienda de ropa masculina que se convirtió en un lugar pionero en mostrarle a los islandeses todo lo que estaba sucediendo en las pasarelas británicas. No fue sino hasta el año 2010 en que Geirharðson y Sigurjónsson utilizaron su tienda para dar a conocer por primera vez su propia marca de moda de hombres, naciendo así, Kormákur & Skjöldur. Su característico sello clásico con guiños de modernidad los han hecho merecedores de un rápido reconocimiento, y este año no son excepción. Su colección otoño-invierno 2012 mostró una moderada utilización de colores, con cortes rústicos que inundaron de misterio a la pasarela más importante de Islandia. Guillettes, fajas, impermeables, beatles y sombreros fueron los elementos indispensables que reinaron en la colección, demostrando que el islandés es un hombre de una tímida rudeza revestida en estilo sartorial. La incorporación de pieles y cuero -independiente del manejo ético de los animales-, deja en evidencia cuál es el zeitgeist de la tradición vikinga, que sin duda es una historia señorial repleta de conquistas y barbarie, y que hoy ha desemboca en supervivencia, descontento y crisis. ¿Qué lugar toma Islandia dentro de la identidad escandinava? ¿Logrará la moda islandesa expandirse hasta la plena continentalidad europea?

Kormákur & Skjöldur: Icelandic Pride

Until April 1st, at the remote homeland of Iceland, the Reykjavik Fashion Festival took place. An instance in which both the genius and creativity of icelandic fashion is worldwide exposed. It’s funny that a country with a population of only 300,000 gets to export a generous amount of talents that make a good name out of Iceland around the globe. The music world has already done its part thanks to Björk, Sigur Rós, Múm, Oláfur Arnalds, among others. However, the scandinavian cultural diaspora makes Iceland a very good representative of fashion. In the case of menswear, Kormákur & Skjöldur‘s steps have managed to evidently capture of masculine style with modern brushes that locate Reykjavik in the map of cities that are in the vanguard with sobriety and a dark touch of nerve present in far away countries.

It all began in 1997, when Kormákur Geirharðson and Skjöldur Sigurjónsson decided to open a store called Herrafataverzlun Kormáks & Skjaldar, a menswear store that became the very first place to show the icelanders all the stuff that happens on the british runways. It wasn’t until 2010 when Geirharðson and Sigurjónsson used their store as a solid platform to launch their own menswear brand, Kormákur & Skjöldur. Their well-known classic stamp with winks of modernity has made them worth of quick recognition, and this year it is no exception. Their 2012 fall-winter collection showed a conservative set of colors along rustic cuts that filled the most important runway in Iceland with mysterious airs. Vests, girdles, trenches, beatles and hats were the essential elements that ruled the collection, showing that the icelandic man has a shy roughness covered in a sartorial style. The incorporation of fur and leather -apart from any judgement on animal treatment-, puts the zeitgeist of viking tradition in the spotlight, which is undoubtedly a history of conquest and savagery but nowadays it’s about survival, discontent and crisis. What place does Iceland take among the scandinavian identity? Will icelandic fashion manage to go beyond enough to reach full acceptance in the european mainland?

Post AnteriorWHY NOT: Mary Katrantzou Siguiente PostDressedUndressed FW12

¿Qué opinas tú?

Sinceramente algunos looks me parecen autenticas barbaridades para la moda, pero otros estan bien, me gustan

vickyo dice:

Muy bonita la colección,me gusta mucho

Te sigo a partir de hoy y te invito a que nos conozcas y nos sigas en: shoppersdehoy.eu

diege dice:

http://www.kormakurskjoldur.com – brand website

Cristián Pavez Díaz dice:

Thanks!! Just changed the website link!! :)

Una colección perfecta!

¡Buen miércoles!

J. Héctor

http://boyurbandchic.blogspot.it/