"¿En qué momento esto deja de ser un hobby? ¿Cómo instalar una plataforma que permita construir una vida de blogger?"

"¿Cómo se puede mantener el talento en un mundo voraz? ¿Cómo no tentarse frente a las luces y apariciones?"

"¿Queremos o no ser considerados un país donde existe la moda?"

"Una confección más enérgica y visualmente atractiva también puede ser un signo de distinción si se aplica en la justa medida."

"Sólo depende de los que somos entusiastas de la moda que no se pierda la originalidad y la libertad de imponer tendencias."

HANSPOHL O/I 2015

16/04/2015/ 5:42 pm

En el marco de la Vancouver Fashion Week, la marca chilena de diseño de autor Hanspohl fue uno de los nombres que más sonaron en la pasarela y con justa razón. Anteriormente, hemos podido ser testigos de la evolución de Hanspohl y de cómo su sello diseñístico queda consignado con una nueva colección otoño-invierno titulada “Átomo”. Tal como lo sugiere su nombre, esta colección se caracteriza por sus estructuras limpias y minimalistas, donde las materialidades convergen y muestran a un hombre moderno, práctico y que encuentra respuestas de estilo en el sportswear. Es así como la interacción de materiales como cuero, lamé, scuba, lycra, franela, entre otros, queda demostrada en prendas de tonos neutros como el negro, blanco, rojo y celeste.

De todas formas, estamos frente a una colección de aires vanguardistas y una estética unisex que enmarca a Hanspohl en una de las marcas masculinas nacionales más interesantes del último tiempo. Al mismo tiempo que Hans Gallo Pohl logró traspasar las fronteras nacionales para mostrar su trabajo, su visión como diseñador se ve mucho más clara y determinada desde su recorrido creativo con sus anteriores colecciones Engranaje y Escamas. Sin duda, Hanspohl es prueba viviente de cómo la moda masculina chilena de autor ha comenzado a resurgir con convicción creativa y un espíritu de modernidad que no se observaba hace mucho tiempo.

 

Post AnteriorOH DIOS P/V 2015 Siguiente PostPARUNO EN GUAYABO GUAYABERAS

¿Qué opinas tú?