"Una confección más enérgica y visualmente atractiva también puede ser un signo de distinción si se aplica en la justa medida."

"¿En qué momento esto deja de ser un hobby? ¿Cómo instalar una plataforma que permita construir una vida de blogger?"

"¿Queremos o no ser considerados un país donde existe la moda?"

"Sólo depende de los que somos entusiastas de la moda que no se pierda la originalidad y la libertad de imponer tendencias."

"¿Cómo se puede mantener el talento en un mundo voraz? ¿Cómo no tentarse frente a las luces y apariciones?"

Haider Ackermann SS14

3/07/2013/ 12:57 pm

La consolidación de las semanas de la moda masculina como eventos fijos del calendario de las capitales de la moda señala la importancia que está teniendo el hombre como consumidor de moda y estilo. Es así como últimamente fue el turno de París para mostrarnos cómo viene el verano en términos creativos. Es entonces cuando el hombre de Haider Ackermann aparece no cómo una nueva promesa o un enfant terrible, sino como un diseñador que en algún momento amenazó la continuidad de Karl Lagerfeld en Chanel y que hoy viene a sentar bases para formar parte de los nombres que bien representan a la moda masculina. Por lo tanto, la trascendencia que Ackermann adquiere luego de su paso por París es el de mostrar -por fin- una primera colección de hombres, mucho más trabajada y conceptual que los escasos guiños que anteriormente entregó en citas más informales -pero no menos importantes- como la feria Pitti Uomo. Hay que entender, entonces, que se trata de un enorme paso para este diseñador, quien se ha caracterizado por mantener una constancia sin extravagantes aires de divismo que usualmente hacen conocidos a los diseñadores más afamados.

El uso de sedas y tonos metálicos vivos traen algo de la estructura femeneizante que Haider Ackermann maneja, y que ahora con cortes piratescos trae a la vida para la silueta masculina. Pitillos y pantalones de tiro largo aparecen junto a prendas como abrigos, trajes, bomber jackets y blazers sin manga, con detalles de color y algunos estampados tradicionales como las rayas y puntos. Los foulards también son parte medular de los looks de esta colección primavera-verano, dándoles un toque de formalidad a la rudeza que les caracteriza. En este caso, la visión de autor de Ackermann se ve reflejada en el exhaustivo desafío de convertir a la seda en un material masculino, rígido y de carácter firme, logrando entrecruzar la sutileza de la herencia femenina y el siempre necesario recurso de la sastrería para convertir su imaginería al código masculino. Un sólido punto de partida para que a Haider Ackermann se le haga justicia en el mundo de la moda. Ahora sólo queda ver si el diseñador continuará con su particular visión en enero próximo con su colección masculina de otoño-invierno.

The consolidation of menswear fashion weeks as regular events of the most important fashion capitals of the world shows the importance that men are getting as consuming individuals of fashion and style. This is how Paris was the last one in showing us the upcoming collections for next summer. This is where the name of Haider Ackermann comes up not as a new talent or an emerging enfant terrible, but as a designer that once sounded loud as Karl Lagerfeld‘s replacement in Chanel that now lays the foundations to be part of the names that proudly represent menswear. Therefore, the significance that Haider Ackermann gets after his journey through Paris is to finally have shown his very first menswear collection, which has a deeper work of concept and design that the former menswear winks that he displayed before in events like Pitti Uomo. We must understand, then, that this is an enormous step for this designer, who is better known for maintaining a persistance without any flamboyance and airs of divism of the world-famous designers.

By using silks and vibrant metallic tones, Haider Ackermann brings up his feminin constructions that now get merged with pirate cuts to season up the usual ways of the male silhouette. Slim fit pants, as well as high-waisted ones appear next to coats, suits, bomber jackets and sleeveless blazers, with colorful details and some traditional prints like polka dots and stripes. Foulards are also a core element in this spring-summer collection, giving a touch of formality to the roughness shown in every outfit. In this case, Ackermann’s signature vision is best reflected in the exhausting challenge of turning silk into a masculine material of harshness and strength of character, overcrossing the subtlety of womenswear heritage and the always-necessary resource of tailoring to covert his imaginery to menswear manners. A solid starting line for Haider Ackermann to make justice in the world of fashion. Now, we only have to see if the designer will every continue with his own particular vision with his next men’s fall-winter collection to be shown during january.

Post AnteriorHardy Amies SS14 Siguiente PostLouis Vuitton SS14

¿Qué opinas tú?