"Sólo depende de los que somos entusiastas de la moda que no se pierda la originalidad y la libertad de imponer tendencias."

"¿En qué momento esto deja de ser un hobby? ¿Cómo instalar una plataforma que permita construir una vida de blogger?"

"¿Queremos o no ser considerados un país donde existe la moda?"

"Una confección más enérgica y visualmente atractiva también puede ser un signo de distinción si se aplica en la justa medida."

"¿Cómo se puede mantener el talento en un mundo voraz? ¿Cómo no tentarse frente a las luces y apariciones?"

GUCCI SS16

18/08/2015/ 6:09 pm

Luego de la inesperada renuncia de Frida Giannini a la dirección creativa de Gucci, un determinado Alessandro Michele debió salir al paso para evitar dejar a una de las casas ícono de la moda italiana sin su colección masculina para la primavera-verano 2016. Fue así como, luego de una irregular época de tibios aciertos por parte de Giannini, Michele tomó la bandera de la androginia para expandirla en todo su esplendor. De esta forma, el desafío se planteaba fuerte y claro: llevar a Gucci a alojarse en el cluster inconsciente de la vanguardia, sin traicionar los principios tradicionales de la marca.

La androginia es ya un concepto antiguo dentro de la moda masculina. Casi siempre asociada al cine o la música, la androginia suele ser un terreno fascinante de recorrer en el trabajo diseñístico, aunque no siempre se tenga la solución correcta frente a la premura con la que se mueve el mercado. Sin embargo, para esta temporada Gucci resuelve con un estallido de color. Aires sesenteros y setenteros nos llevan inmediatamente a recordar los inicios de David Bowie, así como otros géneros musicales y cinematográficos que en Europa fueron agentes de cambio visual, como la chanson francesa. Cuellos extragrandes que sobresalen de abrigos y blazers detienen el tiempo junto a estampados de grandes dimensiones de todo tipo (botánicos, de tapiz, rayas, cuadros, puntos, zigzag, entre otros). Las transparencias también aparecen con encajes en camisas para agregar más dramatismo al conjunto. No obstante, el gran eje visual que resalta de todos los looks es la multiformidad lograda en cuellos, solapas y pañuelos, en la que la libertad de coloridos y estampados le devuelve a Gucci el atropellador desparpajo que alguna vez tuvo. Es de esperarse que Alessandro Michele siga a la cabeza del diseño masculino de la marca, contando ya con una colección que le devolvió a Gucci la emoción pero, por sobre todo, la expectativa.

Post AnteriorMSGM SS16 Siguiente PostMONCLER GAMME BLEU SS16

¿Qué opinas tú?