"¿Cómo se puede mantener el talento en un mundo voraz? ¿Cómo no tentarse frente a las luces y apariciones?"

"Sólo depende de los que somos entusiastas de la moda que no se pierda la originalidad y la libertad de imponer tendencias."

"¿Queremos o no ser considerados un país donde existe la moda?"

"Vestir conforme a las tendencias de vanguardia es un acto inmerso en el terreno del miedo para el hombre latinoamericano."

"¿En qué momento esto deja de ser un hobby? ¿Cómo instalar una plataforma que permita construir una vida de blogger?"

Balmain SS14

13/08/2013/ 8:06 pm

Desde la llegada de Oliver Rousteing a la cabeza creativa de Balmain, la casa francesa ha logrado salir de un umbral que la tenía relegada a un segundo plano dentro de la expectativa de las colecciones parisinas. Sin embargo, en su camino hacia esta nueva era de genialidad, Balmain dejó para el verano pasado una colección que aún no lograba la iconicidad de temporadas posteriores, aunque de todas formas Oliver Rousteing logró pasar la prueba de fuego y situarse dentro del grupo de recambio de la moda parisina, junto a otros diseñadores como Hedi Slimane y Alexander Wang. Pero, el momento en que el reposicionamiento de Balmain fue más perceptible fue para la colección femenina de primavera-verano 2012, donde una reinvención propia del estilo barroco fue el impulso que Rousteing necesitaba para sumar confianza a su visión. Fue así como para la próxima temporada de primavera-verano, Balmain retoma un estilo náutico que había sido establecido anteriormente por Jean-Paul Gaultier, pero con toques y materialidades que modernizan este otrora limitado horizonte visual.

El cuero marca una presencia fundamental en esta colección, en la que su tratamiento permite alivianar su caída y movimiento observables sobre todo en pantalones, los que aquí aparecen enrollados, con aplicaciones metálicas, así como adaptados al clásico pantalón cargo, combinando texturas junto a cortes de sastrería poco tradicionales para este tipo de material. No obstante, el cuero también se puede ver en formas más comunes en chaquetas, blazers y bomber jackets. La simbología náutica puede verse en escudos, rayas y cortes marineros junto a blazers y abrigos cruzados. El uso de denim en looks completos, así como la implementación de overoles complementan el aspecto más elegante del lookbook, obteniendo una versión rockera de la estética propia de la Costa Azul. La trilogía blanco-negro-azul se maneja perfectamente para lograr una colección combinable y que permite la existencia de otros tonos intermedios, como celeste y gris, añadiendo algo de su fijación barroca en estampados en serie de pied de poule. En resumen, estamos frente a una consolidación de la filosofía Rousteing, con una hoja de ruta pulida y de la que sólo se puede esperar vanguardia e inspiración para el futuro.

Since Oliver Rousteing‘s arrival as head creative at Balmain, the french maison has managed to get out of a place of lesser importance among the hectic expectations of fashion weeks at Paris. However, on its way towards this whole new age of genius, Balmain left for last summer a collection that wasn’t as iconic as later ones, though Oliver Rousteing still passed the test as another member of the generational shift at Paris’s fashion houses, next to other big names like Hedi Slimane or Alexander Wang, to name a few. But, the moment in which Balmain gained back their prestige was much more recognizable in their 2012 spring-summer womenswear collection, where a signature re-invention of baroque style was the impulse needed by Rousteing to add some self-confidence to his own vision. This is how, for next spring-summer season, Balmain resumes a navy style that had became popular by Jean-Paul Gaultier, but that now comes back with certain touches and material works that modernize this formerly limited visual horizon.

Leather is a fundamental ingredient of this collection, in which a proper treatment allows a much lighter draping and movement that can be seen mostly in pants, which appear rolled up, with metallic details, as well as adapted to the classic summer cargo pants, mixing textures next to unusual tailored cuts for this type of material. Nonetheless, leather can also be seen in much common shapes in jackets, blazers and bomber jackets. Navy symbolism can be seen in shields, stripes and sailor cuts next to double-breasted blazers and coats. The use of denim in total looks, as well as the introduction of overalls, complement the most elegant aspect of this lookbook, getting a rocker version of the Cote d’Azur fashion. The white-black-blue trilogy is perfectly handled to get a matchable collection that allows the existence of some other intermediate tones, like light blue and grey, adding some of its baroque fixation in pied-de-poule prints. To sum up, we are in front of the consolidation of Rousteing’s philosophy, with a polished roadmap of which we can only hope for avant-garde and inspiration for future collections.

Post AnteriorAgi & Sam SS14 Siguiente PostBasso & Brooke Menswear SS14

¿Qué opinas tú?