"¿En qué momento esto deja de ser un hobby? ¿Cómo instalar una plataforma que permita construir una vida de blogger?"

"¿Queremos o no ser considerados un país donde existe la moda?"

"Sólo depende de los que somos entusiastas de la moda que no se pierda la originalidad y la libertad de imponer tendencias."

"Vestir conforme a las tendencias de vanguardia es un acto inmerso en el terreno del miedo para el hombre latinoamericano."

"Una confección más enérgica y visualmente atractiva también puede ser un signo de distinción si se aplica en la justa medida."

ASTRID ANDERSEN SS16

7/07/2015/ 7:50 am

El sportswear masculino siempre le ha venido bien a Astrid Andersen, y es que la diseñadora danesa nunca ha prescindido de sus máximas como un telón de fondo digno de ser enaltecido en la primera línea del ready-to-wear. Quizás como un vicio minimalista o una resignificación de la masculinidad, Andersen siempre se las ha arreglado para lograr colecciones que dejen a las estructuras hablar por sí mismas con aparente simpleza, con resultados sobresalientes en la construcción de siluetas depuradas. Pero en London Collections: Men, su colección de primavera-verano 2016 fue resultado de una inspiración cultural algo más concienzuda, pero sin contrarrestar lo que se observa como su propósito: el concebir la moda deportiva como un género sin limitaciones.

La cultura oriental ha estado hace un buen tiempo bombardeando las pasarelas más importantes del mundo, poniendo el acento en la tradición modernista que ha logrado imponer Japón tanto en diseño, moda y arquitectura. Pero para Astrid Andersen, el valor de la cultura china cobra aquí una importancia mayor. Es así como el uso de seda fina nos da la primera señal en prendas como camisetas, pantalones y shorts. Árboles de cerezo estampados en la mayoría de las prendas, sobresale como contraste a la iconografía de autor de Astrid Andersen, en la que su logotipo es fácilmente confundible con el símbolo de un amuleto zen, o bien con una pelota de basketball. Cortes oversize en materiales transparentes y vaporosos funden perfectamente el lado más sublime de la espiritualidad de Oriente, con la dureza que impone la cultura del hip-hop. En consecuencia, estamos frente a una Astrid Andersen que evidencia un sello propio muy digerido y adaptable, el cual le otorga reconocimiento y múltiples posibilidades futuras para expresarse.

 

Post AnteriorALEXANDER MCQUEEN SS16 Siguiente PostCHRISTOPHER SHANNON SS16

¿Qué opinas tú?