"Una confección más enérgica y visualmente atractiva también puede ser un signo de distinción si se aplica en la justa medida."

"Sólo depende de los que somos entusiastas de la moda que no se pierda la originalidad y la libertad de imponer tendencias."

"¿Queremos o no ser considerados un país donde existe la moda?"

"¿Cómo se puede mantener el talento en un mundo voraz? ¿Cómo no tentarse frente a las luces y apariciones?"

"Vestir conforme a las tendencias de vanguardia es un acto inmerso en el terreno del miedo para el hombre latinoamericano."

Radio Horizonte (1985-2013)

19/03/2013/ 4:11 pm

Quien hoy sintonice el dial 103.3 FM en Santiago y 101.1 FM en Viña del Mar notará que Radio Horizonte ha dejado de funcionar. Anoche fui testigo de cómo un proyecto con tanta mística y corazón llegaba a su fin, dándose paso a una radio completamente diferente. Un nuevo espacio controlado por Canal 13 sin las canciones, programas ni personajes que durante años agregaron calidez, cultura y momentos que vivirán por siempre en la memoria de todos quienes escuchamos y seguimos las alternativas de Radio Horizonte. Existe mucha tristeza y -desde ya- una nostalgia que arde en el pecho y que finalmente logra arrancar una sonrisa agradecida. Personalmente, me siento un afortunado de haber estado alguna vez en los micrófonos de Horizonte -en Cocaví, junto a Ina Groovie y Virginia Demaría-, y de que mi voz haya quedado alguna vez registrada en los archivos de una radio que no demorará en transformarse en una leyenda.

Gracias a todo el equipo que conformó Radio Horizonte y que hicieron de nuestra rutina algo soportable y ameno. Gracias por enseñarnos a crear medios de calidad humana y de contenidos, y por construir un ideal cultural que logró cosas impensadas en nuestro país. El apoyo incondicional de la radio en festivales como Lollapalooza -este año adjudicado a Radio Uno-, así como en importantes ciclos con las productoras Fauna y Sundeck, dan cuenta de un imaginario que emergió de forma poderosa, logrando reconocimiento nacional e internacional. Es esta fuerza la que derriba muros y edificios, y permanece aún en todos los que fueron Radio Horizonte. No me cabe ninguna duda de que el éxito está marcado en el camino de todos los que hicieron posible este proyecto, y que sabremos de ellos mucho más temprano que tarde. Me despido del 103.3 FM con verdadera pena, pero con la seguridad de que es -y será- un foco generacional que dejará lecciones valiosísimas para el futuro.

Whoever tunes 103.3 FM today in Santiago and 101.1 FM in Viña del Mar will notice that Radio Horizonte has stopped working. Last night I became a witness of how a project with such mystique and heart approached its very end, turning into a whole different radio after yesterday’s midnight. The new radio is a space controlled by Canal 13, without the songs, shows or people that for years gave warmth, culture and everlasting moments for all those who listened and followed Radio Horizonte. There’s plenty of sadness and -from now on- a burning nostalgic feeling that finally achieves to get out a thankful smile. Personally, I feel very lucky of having once sat at Horizonte’s microphones -at Cocaví, next to Ina Groovie and Virginia Demaría-, and of getting my voice once registered in the archives of a radio that won’t be long in becoming a legend.

Thanks to all the team that formed Radio Horizonte and that made our routines something bearable and even amusing. Thanks for teaching us to create human and smart media, and for building a cultural ideal that achieved surprising things in out country. The unconditional support of this radio in festivals such as Lollapalooza Chile -which this year’s radio is Radio Uno-, as well as in important music cycles produced by Fauna and Sundeck, are proof of an imaginary that emerged in a powerful way, getting recognition locally and from other parts of the world. Is this strength that tears down walls and buildings and is still within everybody who were part of Radio Horizonte. I have no doubt whatsoever that success is a marked aspect in the path of everybody that made this project possible, and we’ll know from them rather earlier than late. I say goodbye to 103.3 FM with a sad look upon my face, but pretty sure that is -and will be- a generational focus that will give lots of valuable lessons for the future.

Post AnteriorDIESEL Only The Brave Tattoo Siguiente PostRive Gauche Homme by Andrés Alsina

¿Qué opinas tú?