"Una confección más enérgica y visualmente atractiva también puede ser un signo de distinción si se aplica en la justa medida."

"Sólo depende de los que somos entusiastas de la moda que no se pierda la originalidad y la libertad de imponer tendencias."

"¿En qué momento esto deja de ser un hobby? ¿Cómo instalar una plataforma que permita construir una vida de blogger?"

"¿Cómo se puede mantener el talento en un mundo voraz? ¿Cómo no tentarse frente a las luces y apariciones?"

"Vestir conforme a las tendencias de vanguardia es un acto inmerso en el terreno del miedo para el hombre latinoamericano."

CFDA Awards 2013

11/06/2013/ 8:18 pm

El CFDA (Consejo de Diseñadores de Moda de América) es, por excelencia, el organismo representante de toda la industria de la moda en Nueva York. Y, como tal, sus premios acarrean una serie de rumores y hype publicitario al respecto tanto por las posibles nuevas promesas que pueden catapultarse, como también por las siempre existentes rencillas entre diseñadores. Fue así como otra edición de sus premios se vivió con muchísima expectación el pasado 3 de junio en el Lincoln Center de la Gran Manzana. La importancia de estos premios ha logrado levantar a marcas como Rag & Bone, y a diseñadores como Michael Bastian y a las mismísimas gemelas Olsen, las que se aventuraron en el diseño de vestuario luego de una infancia y adolescencia vivida en el cine y la televisión con una agotadora exposición pública.

Este año, los premios de moda masculina al mejor diseñador del año, y al diseñador revelación (premio que otorga Swarovski), recayeron en Thom Browne y la dupla de Public School, respectivamente. Thom Browne, por su parte, siempre ha planteado una especie de performance sobre la pasarela, como su recordado desfile de cuerpos masculinos desproporcionados con looks de sastrería, que difieren de su trabajo más clásico a la cabeza de Moncler. En tanto, Public School fue un descubrimiento que sobresalió desde las tiendas hacia la crítica, convirtiéndose en un fenómeno urbano que creció gracias al boca a boca de influenciadores 2.0 de la industria, como bloggers y celebridades. Fue así como en poco tiempo, y en medio de una crisis creativa generalizada en las firmas neoyorkinas de moda, los diseñadores Dao-Yi Chow y Maxwell Osborne comenzaron a sobresalir y seguramente consolidarán su trabajo con este merecido reconocimiento. ¿Existe en Chile una vara para medir la calidad de nuestro propio escenario de moda? ¿Qué implicancias tiene nuestro medio? ¿Por qué no existe un reconocimiento que lo defina?

The CFDA (Council of Fashion Designers of America) is, by far, the representative organism of the whole New York fashion industry. And, as such, their awards bring up each year a series of buzz, gossip and hype because of the new promises that could “make it” this year into the business, as well as for the major hard feelings among designers. This is why another edition was celebrated with lots of expectation on last june 3rd at the Big Apple’s Lincoln Center. The importance of these awards are responsible for the uprising careers of brands like Rag & Bone, designers like Michael Bastian, and the Olsen twins themselves, who ventured into womenswear design after a childhood and adolescence lived in the world of movies and TV, with exhausting public exposure.

This year, the awards for “Menswear Designer of the Year”, and the “Swarovski Award of the Year” (award for breakthrough designers), went to Thom Browne and the Public School duo, respectively. Thom Browne, in his own manner, has always set a performance on the runway, like his well-remembered runway of disproportionate male bodies dressed in sartorial outfits, which completely differ from his rather classic work as head creative of Moncler. Meanwhile, Public School was a discovery that came out right from the stores into the critics, turning into an urban phenomenon that overgrew thanks to mouth-to-mouth information of the industry’s 2.0 influencers like bloggers or celebrities. This is how in a short notice, and in the middle of a generalized creative crisis of New York fashion firms, designers Dao-Yi Chow and Maxwell Osborne started out to get noticed and will surely get their consolidation thanks to this award. Is there in Chile a way to measure the quality of our own fashion scenario? What are some of our own scene’s implications? Why aren’t there any acknowledgements to define this scene?

Post AnteriorCONCURSO FATHER'S DAY by GUESS Siguiente PostRevista Zona Nº61 - Invierno 2013

¿Qué opinas tú?