"¿En qué momento esto deja de ser un hobby? ¿Cómo instalar una plataforma que permita construir una vida de blogger?"

"Una confección más enérgica y visualmente atractiva también puede ser un signo de distinción si se aplica en la justa medida."

"¿Cómo se puede mantener el talento en un mundo voraz? ¿Cómo no tentarse frente a las luces y apariciones?"

"Vestir conforme a las tendencias de vanguardia es un acto inmerso en el terreno del miedo para el hombre latinoamericano."

"Sólo depende de los que somos entusiastas de la moda que no se pierda la originalidad y la libertad de imponer tendencias."

Cuervo y Sobrinos: Elegancia Suizo-cubana

2/01/2012/ 12:00 pm

En el espacio político, ubicar a Cuba y a Suiza es hablar de algo completamente disímil. La Cuba que conocemos hoy comienza un tímido proceso de apertura, mientras que Suiza se ha caracterizado por extremar su democracia participante y mantenerse neutro de cualquier conflicto internacional. De esta interesante contradicción nace Cuervo y Sobrinos, una marca de alta relojería cubana que tiene su manufactura en el país emblema de la precisión.

Todo se remonta al año 1882, cuando La Habana se destacaba por sus lujosos hoteles y por ostentosas riquezas. Fue entonces cuando Armando Río y Cuervo asumió junto a sus hermanos la dirección de la joyería que su tío Ramón había fundado. Es así como nace Cuervo y Sobrinos en medio de la prosperidad y vitalidad que el naciente país llevaba consigo a fines del siglo XIX. Ya cuando el negocio cumplía casi medio siglo, la empresa abrió oficinas en Europa para especializar sus procesos, y así, incorporaron la alta relojería a su portafolio de productos. Poco tiempo después, ilustres personajes de la talla de Ernest Hemingway, Clark Gable, Winston Churchill y Pablo Neruda se convirtieron en clientes de Cuervo y Sobrinos, y quienes registraron cada una de sus visitas en un “Libro de Oro” que permanece en la primera tienda en La Habana.

Sus 6 líneas de relojes abarcan desde lo más funcional hasta lo más elegante gracias a su manufactura suiza de primera línea junto a un diseño cargado de tradición, con una infinidad de detalles, que van desde los materiales con que se elaboran las correas hasta los tipos de broche y engranaje. De esta manera, se producen tanto relojes para bucear, como relojes que muestran simultáneamente las zonas horarias más importantes del mundo, así como relojes que se recargan mediante la kinética de su usuario.

Lamentablemente, Cuervo y Sobrinos no está disponible en Chile, sin embargo, pueden encontrar parte de su portafolio en Sao Paulo, en la tienda Nielsen Jóias e Relógios. Me parece genial que Cuba, en medio de su actual situación de crisis política y económica, sea capaz de salvaguardar el lujo y elegancia con ítems como el tabaco, el ron y, en el caso de Cuervo y Sobrinos, relojes de clase mundial. Ojalá la apertura de las políticas económicas de Cuba se complete del todo, de manera de que esta marca cuente con apoyo estatal para llevar parte del patrimonio cultural de Cuba por el resto del mundo.

Cuervo y Sobrinos: Swiss-cuban Elegance

In terms of political affairs, locating Cuba and Switzerland is one opposite-charged thing to do. While today’s Cuba is timidly starting out an opening process, Switzerland is best-known for its extreme sense of active democracy and for keeping a neutral position in any international conflict. Out of this interesting contradiction, Cuervo y Sobrinos is born to become into a brand of cuban haute horlogerie, with manufacture in the country better-known for its precision.

Everything started out in the year 1882, when Havana was the paradise for luxurious hotels and wealth. Those were the times in which Armando Río y Cuervo assumed -with the rest of his brothers- the management of the jewelry founded by his uncle Ramón. This is how Cuervo y Sobrinos is born, in the midst of the country’s prosperity and vitality towards the end of the 19th century. When the business reached 50 years of success, the company opened abroad offices in Europe, in order to establish specific factories for each jewelry making process. In a short time, haute horlogerie was incorporated to their product portfolio and famous personas of the time, such as Ernest Hemingway, Clark Gable, Winston Churchill and Pablo Neruda soon became enthusiast customers of Cuervo y Sobrinos, registering each of their visits in a “Golden Book” that still exists at the first store in Havana.

Their six watch lines span from the most functional to the most elegant and distinguished, thanks to their first class swiss manufacture and a fully traditional design with details such as the materials for the straps, as well as the ones used for the brooches and cogs. This way, they produce watches like, for instance, diving timepieces, watches with the most important timezones, as well as kinetic watches.

Unfortunately, Cuervo y Sobrinos is not currently available in Chile, but, you can find some of their portfolio in Sao Paulo, at the Nielsen Jóias e Relógios store. I think it’s quite amazing that a country like Cuba, in the middle of a political and economical crisis, is still capable of guarding the luxury of national products like tobacco, rum, and in the case of Cuervo y Sobrinos, world class timepieces. I really hope that opening of Cuba’s economical policies is fully achieved, so that this brand can get government support to bring some of Cuba’s cultural patrimony to the rest of the world.

Post AnteriorFrida Kahlo por Montblanc: Firmas Que Honran Siguiente PostLondres: El Nuevo Destino de Bvlgari

¿Qué opinas tú?

Villy K dice:

they look like nice watches, thanks for sharing
http://villy-k.blogspot.com/

CLIFF dice:

I really like the last one on the second row! :D

CROP.CRIP.CROP

María José dice:

Qué belleza de relojes, Cristián! Aparte de eso, a tu precisión, se suma la elocuencia y el interés que despertás con el estilo de tu pluma. Con ese nivel, deberías escribir para Vanity Fair, mi revista de cabecera! Gracias por deleitarnos con tanta calidad de contenidos y personalidad. Y a seguir creciendo hasta el infinito con tus sueños! Un beso enorme, María José
http://www.nuarbarcat.blogspot.com/