"¿Queremos o no ser considerados un país donde existe la moda?"

"¿Cómo se puede mantener el talento en un mundo voraz? ¿Cómo no tentarse frente a las luces y apariciones?"

"Vestir conforme a las tendencias de vanguardia es un acto inmerso en el terreno del miedo para el hombre latinoamericano."

"¿En qué momento esto deja de ser un hobby? ¿Cómo instalar una plataforma que permita construir una vida de blogger?"

"Sólo depende de los que somos entusiastas de la moda que no se pierda la originalidad y la libertad de imponer tendencias."

Vietnam Discovery

31/10/2012/ 11:00 am

La comida vietnamita es difícil de categorizar inmediatamente. Y justamente, Santiago de Chile no se caracteriza por ser una ciudad que alberga una exhaustiva variedad de cocinas internacionales. Por lo tanto, ¿con qué podemos encontrarnos cuando la cocina vietnamita es motivo de una experiencia gastronómica? La falta de referentes sobre la tradición culinaria de Vietnam en nuestro país hace de Vietnam Discovery un pionero en su tipo, donde la comida vietnamita se convierte en un viaje a ojos vendados hacia una órbita completamente distinta para el goce de nuestros paladares. No obstante, aunque el afamado restaurant del Barrio Bellavista se ha convertido en toda una estrella gastronómica, sus inicios fueron el de un delivery que sólo podía dar créditos a la hora de probar sus simples, pero sorprendentes platos en la comodidad de cada hogar. Ahora, quedarse en su local es toda una experiencia sensorial y un hallazgo de esos que emocionan. Un restaurant con todas sus letras, cuyas mesas están siempre repletas y reservadas anticipadamente.

Una mixología fuera de cualquier parámetro es la que hace el recibimiento. Tragos con osadas mezclas de licores y jugos naturales de sabores poco usuales son sólo el comienzo de una carta variada y para todos los gustos. Una selección de platos perfecta para quienes aman lo exótico, así como para los que se definen como más tradicionales y moderados es lo que puede observarse en su exhaustivo menú, el que exhibe platos insignes de la tradicional Vietnam, como el “Gà cà ry” (pollo al curry rojo, verde o amarillo a elección), o platos con más presencia de vegetales, como el “Bó bùn cha giò” (vermicelli, nem de cerdo, lomo de vacuno al wok con cebolla, lechuga, pepino, cilantro, menta, maní y salsa vietnamita) y los interactivos “Cha giò”, rollitos envueltos en lechuga que operan bajo la dinámica de “hágalo usted mismo”. Así mismo, sus guiños hacia la comida francesa convierten a Vietnam Discovery en una cocina indiscutidamente gourmet, lo que queda demostrado ya hacia el final de una espectacular comida, donde postres como la tradicional Tarte Tatín, o la Crème Brulée ponen la nota europeizante a un menú que saca lo mejor de una cocina clásica de mercado. Cuando la opción sea mantener el espíritu del sudeste asiático, nada mejor que terminar una experiencia gastronómica con un “Chuôi Chiên” (plátano frito con helado de la estación), el que sale decorado con pétalos de flores en una composición armónica.

La invitación a cruzar la barrera de lo típico está más que hecha. Si lo tuyo es experimentar y dejar que tu paladar aplauda, Vietnam Discovery es más que una opción para dejarse llevar. Una cita, un comensal, o simplemente la motivación de descubrir son las excusas perfectas para una ambientación elegante y llena de misticismo que agrega valor a la propuesta. Una verdadera travesía sensorial por el Oriente, en medio de la bohemia del Barrio Bellavista.

Vietnamese food is not easy to categorize right away. And Santiago is not exactly known for being a city with a wide range of international cuisines. Therefore, what can we find ourselves with when Vietnamese food is the choice for a gastronomic experience? The lack of referents of Vietnamese food in our country makes Vietnam Discovery a one-of-a-kind place, where Vietnamese food is a blindfolded voyage to a very different orbit of joy for our taste. Nonetheless, even though this well-known Barrio Bellavista restaurant has become into a local tasteful star, it started out as a delivery place that could only give credit to their simple, but surprising offerings at every home’s comfortability. But now, the fact of spending time at their place makes it a sensorial experience and an exciting finding. A restaurant from A to Z, with full tables and very early reservations.

A mold breaking mixology is the perfect welcome. Drinks made out of edgy liquor combinations with unusual natural juices are only the beginning of an assorted list of options for everyone’s taste. A perfect selection of dishes for those who love exotic food, or even for the most moderate and traditional can be observed on its exhaustive menu, which displays famous courses from traditional Vietnam, like the “Gà cà ry” (chicken cooked on red, green or yellow curry at your own choice), or dishes with greater presence of vegetables, like the “Bó bùn cha giò” (vermicelli, pork-filled nem, wok-cooked tenderloin with onions, lettuce, cucumber, cilantro, mint, peanuts and Vietnamese sauce) and the interactive “Cha giò”, DIY lettuce-wrapped rolls. Likewise, certain winks at French cuisine make Vietnam Discovery an undoubtedly gourmet place, thing that gets clear towards the end of a spectacular meal, where desserts like the classic Tarte Tatín, or Crème Brulée put the europeanized note to a menu that brings the best out of a market-type cuisine. When the option is to maintain the spirit of Southeast Asia, nothing can be better to end with a “Chuôi Chiên” (fried banana with ice-cream), which is served with flower petals in a harmonic composition.

The invitation to go beyond the barrier of typical things is done. If your thing is to experiment and let your palate applaude, Vietnam Discovery is more than an option to let yourself go. A date, a group dinner, or simply the motivation of finding new places are the perfect excuses for an elegant and mystical setting that adds value to the offering. A real sensorial journey through the Orient, in the middle of bohemian Barrio Bellavista.

Post AnteriorEstró: El Atlas del Paladar Siguiente PostCebichería Constitución

¿Qué opinas tú?