"¿Queremos o no ser considerados un país donde existe la moda?"

"Una confección más enérgica y visualmente atractiva también puede ser un signo de distinción si se aplica en la justa medida."

"¿Cómo se puede mantener el talento en un mundo voraz? ¿Cómo no tentarse frente a las luces y apariciones?"

"¿En qué momento esto deja de ser un hobby? ¿Cómo instalar una plataforma que permita construir una vida de blogger?"

"Sólo depende de los que somos entusiastas de la moda que no se pierda la originalidad y la libertad de imponer tendencias."

PROFILE: Nicola Formichetti

7/10/2013/ 6:29 pm

La dirección creativa es, en sí misma, una disciplina compleja y que a menudo lidia con el estrés que conlleva obtener la aprobación del mercado. Y, desde que la Revista Vogue decidiera convertir a los directores creativos en superestrellas, la visibilidad de quienes están detrás de los diseños que se muestran sobre las pasarelas es indiscutida. De pronto, nombres como los de Nicolas Ghesquière, Marc Jacobs (quien recientemente dejó Louis Vuitton), Riccardo Tisci, Tom Ford y John Galliano comenzaron a figurar en los medios y la opinión pública como verdaderas celebridades. Es así como en la reciente oleada de recambios en las direcciones creativas de un buen número de marcas de moda, nombres como Hedi Slimane, Phoebe Philo, Raf Simons, Oliver Rousteing, Sarah Burton, entre otros, han aparecido en el mapa como los nuevos protagonistas que mueven la industria. Uno de estos poderosos nombres es el de Nicola Formichetti, el nuevo director artístico de Diesel, cuya sorprendente e incansable carrera lo hacen un hombre multifacético y vanguardista.

Estilista para Lady Gaga, director creativo para Mugler, Uniqlo y la revista Vogue Hommes Japan, entre muchísimas otras colaboraciones, Nicola Formichetti es sinónimo de evolución. A sus 36 años, se ha caracterizado por sus habilidades multidisciplinarias y por ser un visionario en todas las aristas que convergen en la industria de la moda. De esta forma, Formichetti se destaca no sólo por producir imágenes, sino también todos los componentes que ellas contienen: estilismo, diseño, fotografía, dirección de arte, etc. Aunque su carrera se destaca por ejercer a modo de asesor creativo, su trabajo en Diesel le confiere muchísima más importancia a su visión de autor y su gestión en la toma de decisiones. ¿Logrará Diesel reinventarse bajo su alero? ¿Es Formichetti lo suficientemente visionario como para confiarle la imagen de una marca? Las futuras campañas y colecciones de la marca italiana de denim serán el fiel indicador. A pesar de ello, nadie puede negar la importancia que el creativo italo-japonés tiene en la industria. Este es un nombre para tener en mente, y que seguramente seguirá dejando perplejos a los fanáticos de la moda.

Creative direction is, by itself, a tough discipline that often deals with the stress of achieving the market’s approval. And, ever since Vogue magazine decided to turn creative directors into fashion superstars, the visibility of everyone behind any of the big runways’ designs is pretty out-of-the-question. Suddenly, names like Nicolas Ghesquière, Marc Jacobs (who recently left Louis Vuitton), Riccardo Tisci, Tom Ford and John Galliano, came out in the media and public opinion as actual celebrities. This is how, in the middle of a tidal wave of replacements in the creative direction of several fashion brands, names like Hedi Slimane, Phoebe Philo, Raf Simons, Oliver Rousteing, Sarah Burton, among others, have appeared on the fashion map as the new key people that make the industry’s big moves. One of these powerful names is Nicola Formichetti, new artistic director at Diesel, whose surprising and restless career make him an avant-garde man owner of many talents.

Stylist for Lady Gaga, creative director for Mugler, Uniqlo, Vogue Hommes Japan magazine, among an exhaustive amount of collaborations, Nicola Formichetti is a symbol of evolution. At age 36, he’s been well known for his cross-disciplinary skills, and for being a visionary in every corner that converges with the fashion industry. This way, Formichetti not only is well-known for producing images, but also for all the components contained in them: styling, design, photography, art direction, etc. Even though his career is rather the one of a consultant, his new work at Diesel gives him a greater importance of his signature visión and management ability. Will Diesel manage to re-emerge under his creative hand? Is Formichetti visionary enough to be trusted with a brand’s image? Future campaigns and collections from the italian denim Brand will be the most faithful indicator. In spite of that, nobody can deny the importance of the italian-japanese designer in the industry. This is one big name to keep in mind, and will surely keep on dropping jaws of all fashionistas in the future.

Post AnteriorONLINE FAVES 15 Siguiente PostONLINE FAVES 16

¿Qué opinas tú?