"¿Queremos o no ser considerados un país donde existe la moda?"

"¿Cómo se puede mantener el talento en un mundo voraz? ¿Cómo no tentarse frente a las luces y apariciones?"

"Una confección más enérgica y visualmente atractiva también puede ser un signo de distinción si se aplica en la justa medida."

"Vestir conforme a las tendencias de vanguardia es un acto inmerso en el terreno del miedo para el hombre latinoamericano."

"¿En qué momento esto deja de ser un hobby? ¿Cómo instalar una plataforma que permita construir una vida de blogger?"

DOUBLE-BREASTED

31/12/2012/ 8:58 pm

El empoderamiento del hombre como consumidor de moda, ha logrado que la moda masculina deje de ser un mero anexo del ámbito femenino del vestuario. Sin duda, la conciencia de estilo que ha despertado -en el último tiempo- el trabajo incansable de los cazadores de tendencias callejeras, ha hecho que la industria se replantée por completo y que los ojos de los diseñadores estén más que nunca puestos en el acto masculino de deambular con estilo por la ciudad. Es así como dentro de este espacio, la estética dandy ha sido redescubierta y reconquistada por un hombre moderno que ha dejado de sentir culpa por consumir moda con un ímpetu que sale del pragmatismo. Es así como la chaqueta de dos botones comenzó a salir orgullosa a las calles con diferentes estilos, a la que se ha sumado la chaqueta cruzada, gracias a que ha estado reinando en las capitales más importantes del streetstyle, acentuando el espíritu masculino en la manera de vestir.

Rayadas y lisas con detalles en sus seis botones a la vista, acompañando a un pantalón homónimo, o complementando un outfit informal, la chaqueta cruzada es un símbolo de la elegancia de mitad del siglo XX que poco a poco vuelve a estar en los moldes del retail. Quizás por los ciclos naturales de las tendencias, el refinamiento de la cultura urbana, o el fenómeno de series de época como Mad Men, lo cierto es que los más fashionistas ven en la chaqueta cruzada una suerte de armadura de estilo para revestir el vestuario urbano. Aunque no sólo sirve para ocasiones formales o como patrimonio exclusivo de la realeza británica, las condiciones actuales para la moda masculina están más que nunca dadas para su revival. Siendo forzada en pasarelas desde hace cuatro años, su vuelta a los esenciales del buen vestir era inminente, logrando su consolidación a fines del 2011 y durante todo este año que ya se fue. Una prenda que sólo aquellos con valor y personalidad pueden hacer suya en la cotidianeidad y que este 2013 podría ser un muy buen propósito usarla. ¿Será factible verla más seguido en las veredas nacionales? Esperemos que el nuevo año nos beneficie a todos con mucho más arrojo y convicción.

The empowerment of men as fashion consumers, has led menswear to stop being just an appendix for the female aspect of clothing. Undoubtedly, the awareness of style given by the late work of streetstyle hunters, has caused a total reconsideration of the industry, by putting the eyes of designers in the masculine act of wandering around the city with style. This is how in this space, dandy aesthetics has been rediscovered and reconquered by a modern man that feels no longer guilty for consuming fashion with an energy that goes beyond pragmatism. This is how the two-button blazer suffered a glorious turnover in the streets with different styles, as well as the case of double-breasted jackets, which is now taking over the most important cities for streetstyling and giving an accent on daily dressing codes.

Striped and solid with details on their six uncovered buttons, along with their respective suit pants, or just being the complement of a casual outfit, double-breasted jackets are the 20th century symbol of elegance that returns little by little to the molds of massive retailers. Maybe because of the natural cycle of trends, the refinement of urban culture, or the phenomenon of period T.V. shows like Mad Men, the truth is that male fashionistas find in double-breasted blazers a sort of stylish armor to cover urban clothing. Even though they doesn’t work only for formal events or as an exclusive patrimony of British royalty, today’s conditions for menswear are more than appropriate for their revival. Getting forced in runways since four years, their comeback to style basics was imminent, managing to consolidate by the end of 2011 and during this fleeting year. A garment for those who have courage and character, that could really rock year 2013 if your resolution is to use it. Would it be possible to see it more often in national sidewalks? Let’s really hope that this new year benefits us all with a lot more bravery and conviction.

Post AnteriorONLINE FAVES 7 Siguiente PostONLINE FAVES 8

¿Qué opinas tú?